¿Qué es la obstrucción de catéter venoso?

23 28/02/2019

Ser un profesional de la Salud experto en la inserción del catéter PICC es fundamental para que el catéter sea coste-eficaz y se eviten complicaciones tardías. Sin embargo, a menudo nos enfocamos demasiado en esta parte de la “vida” del PICC que es muy corta ya que la correcta inserción por personal entrenado para este fin, dura unos minutos. La “vida” real del catéter empieza después de su colocación y por ello los cuidados son esenciales para mantenerlo en sede sin que presente problemas, tales como la obstrucción, una complicación que si bien no es grave, puede traernos de cabeza con más de un catéter y que puede suponer una limitación para el uso del mismo en el tratamiento del paciente.

Empecemos por el principio:

¿Qué es la obstrucción de catéter venoso?

La obstrucción del catéter es definida como “una parcial o permanente incapacidad de  obtener reflujo sanguíneo o de infundir sustancias a través del lumen del acceso vascular(AV)”.

¿Cómo afecta la obstrucción al PICC?

Como catéter central que es, el PICC (peripherally inserted central catheter)es un dispositivo de acceso vascular que termina en un gran vaso central del tórax adyacente al corazón. Sin embargo, a diferencia de su homólogo CICC (centrally inserted central catheter), puede insertarse en las venas de la parte superior del brazo y ser canulado por enfermeras expertas y entrenadas en este tipo de AV.

Esta y otras muchas cualidades, hacen que el PICC sea un acceso seguro y convenientemente insertado a pie de cama y cuyo crecimiento se ha incrementado alrededor de todo el mundo en los últimos años.

Mientras que el uso del PICC ha mejorado la calidad asistencial ofrecida al paciente y ha permitido respetar su vasculatura venosa la aparición de complicaciones asociadas al mismo como la obstrucción y la trombosis no dejan de ser una cuestión todavía difícil de manejar y resolver, creando dudas tanto en su manejo como en su resolución.

En concreto, la obstrucción relacionada con el catéter es una de las complicaciones más frecuentes asociadas al PICC afectando a 1 de cada 8 catéteres implantados. La obstrucción puede ser por restos hemáticos, por interacción entre fármacos que precipitan en el interior de la luz o por motivos mecánicos de la parte interna o externa del catéter.

La obstrucción puede tener importantes consecuencias para los pacientes  como es la incapacidad de utilizar el AV, retrasando con ello el tratamiento del paciente  y en otras  precisando de su retirada o recambio.

Detritos por precipitados entre fármacos en catéter totalmente implantado. Artículo 5

Algunos datos de hospitales Americanos muestran que aproximadamente el 12% de los 14.000 PICC implantados presentaron obstrucción a lo largo del tiempo de permanencia del mismo. Estos hallazgos sugieren que identificar  y  prevenir las posibles causas de obstrucción del catéter, no solo reducen costes, si no que mejoran sustancialmente la seguridad del paciente, de aquí la importancia de establecer e implementar medidas para evitar su aparición.

¿Qué podemos hacer ante la obstrucción?

A pesar de la prevalencia y la frecuencia de la obstrucción, es fácil saber cómo  predecirla y evitarla, entre ellas baste consultar la extensa bibliografía existente con respecto a la simple y sencilla técnica de permeabilización  y salinización del catéter  “flush”  dejando ya fuera de lugar el debate existente entre heparina vs salino.

Podemos resumir diciendo que la clave es la prevención con el correcto lavado, como hemos ilustrado. Este lavado adecuado permite que la luz se mantenga libre de restos hemáticos, de fármacos de base lipídica que pueden acumularse en las paredes del catéter, de restos de drogas que pueden precipitar si entran en contacto con otros fármacos, por ejemplo.

Existe además un fenómeno conocido como la “vaina fibroblástica” (fibroblastic sheath)que puede provocar una obstrucción parcial o persistent withdrawal occlusion (PWO) que consiste en la capacidad de administrar el fluido pero la incapacidad para obtener retorno venoso a través del catéter. Esta vaina fibroblástica envuelve el catéter en su punta y provoca esta limitación en su uso.

Vaina fibroblástica alrededor de catéter venoso tipo Arrow, artículo 9

Es un fenómeno del que se desconoce su etiología y por tanto, de causa desconocida si bien se sabe que cualquier objeto introducido en el organismo se ve sometido a este proceso. En el caso del acceso venoso, una vaina fibroblástica puede deshacerse de manera temporal con fibrinolíticos pero lo normal es que vuelva a formarse en pocas horas. En ocasiones, este fenómeno conlleva la retirada del catéter ya que no existe un tratamiento definitive para su resolución.

¿Qué hacer para evitar la obstrucción?

Si bien es verdad que hay factores predictivos de obstrucción que son modificables, hay otros que no lo son, como por ejemplo una edad avanzada,  elevado IMC y enfermedades hepaticas severas entre otros.

Sin embargo, los factores mayoritariamente asociados a la obstrucción  del catéter pueden ser modificados  y resumidos en:

  1. Flush o lavado del catéter utilizando técnica pulsatile push-stop-push y con el método SAS (lavado con salino- administración de medicación – lavado con salino).
  2. Cierre de la luz con salino (cerrando la pinza del catéter antes de la desconexión de la jeringa si no se dispone de tapones conectores sin aguja –needle-free connectors- de presión neutra)
  3. Usar el menor número de luces necesarias para la administración del tratamiento.
  4. Adecuado punto de salida del catéter.
  5. Correcta posición de la punta del catéter.
  6. Uso de tapones conectores sin aguja (needle-free connectors) de presión neutra.

Video del GAVeCeLT sobre la correcta cura y lavado del catéter PICC:

Si quieres saber más sobre protocolos de lavado, sellados adecuados, manejo de la obstrucción relacionada con catéter central, no te olvides de consultar el calendario de cursos de GruMAV para ver cuándo será el próximo evento sobre este tema.

Consultar calendario
Comments (23)
Pablo2019 February 28Reply
Gracias por el artículo. Y qué pasa con los catéteres para neonatos? Hay que heparinizar?
Gloria2019 February 28Reply
Gracias Pablo, en los catéteres para neonatos tampoco está indicada la heparinización con infusión continua del catéter. Si se dejara una solución continua para la permeabilidad debería ser simplemente salino. Un saludo
Karla2019 March 6Reply
Cuando se trata de un PICC de uso intermitente (sólo para medicación cada 24 o 12 horas en neonatos sin solución para mantener permeabilidad)?
Gloria Ortiz Miluy2019 March 7Reply
Hay varias cuestiones en esta pregunta, Karla: 1.- en neonatos NO existen los PICC (los PICC son de 3Fr a 6Fr, en neonatos es imposible encontrar vena en el bracito para colocar un PICC aunque sea del menor calibre). 2.- los catéteres colocados en extremidades superiores en neonatos suelen ser los conocidos como epicutáneo-caval, que son catéteres centrales pero distan de parecerse a los PICC en cuanto a técnica de inserción, métodos de inserción, duración, material del que se compone, performance clínica, etc. 3.- los epicutáneo-cavales en neonatos pueden mantenerse con una solución que garantice su permeabilidad ya que son de muy pequeño calibre (1-2 Fr) pero esa solución NO debe ser heparinizada como ya se ha comentado en la entrada del blog. Sobretodo en este caso, las desventajas de administrar heparina al neonato aunque sea en bajas dosis es un efecto innecesario ya que la administración continuaba de salino con este fin cumple con el objetivo de manera óptima. Esperamos haber aclarado tus dudas, gracias por la pregunta. Un saludo.
Luz Marina Villacrez González2019 March 7
Buenas tardes una pregunta, cada cuánto hacen curaciones del sitio de inserción del catéter PIIC y cuánto tiempo máximo dejan un epicutaneo en neonatos?
GruMAV2019 March 7
Hola Luz Marina, gracias por participar. Los PICC así como los Midline o los CICC (catéter central de inserción central, tipo yugular) se deben curar al menos una vez a la semana o antes si el apósito se encuentra sucio, húmedo, despegado o manchado, según las guías. Es necesario saber qué pósito utilizas y las indicaciones del fabricante. Las membranas semipermeables transparentes duran 7 días si la cura permanece limpia. Los pósito gasa-esparadrapo se deben cambiar cada 48 horas. Por lo que respecta a la duración de los epicutaneo-cavales son catéteres con indicación para una duración de 7 a 14 días de tratamiento, pero si se presenta una complicación se deben retirar antes. Esperamos haber resuelto tus dudas. Un abrazo
Salvatore Joya2019 February 28Reply
Me parece un artículo muy interesante perfectamente provechoso, con el rigor perfecto. Muy instructivo para los profesionales del ramo. ¡Enhorabuena! y gracias. ??????
Gloria2019 February 28Reply
Muchas gracias, Salvatore. Si os resulta interesante y útil, hemos cumplido la misión!
Maria Jesus Moron2019 February 28Reply
Muchas gracias por el artículo. Deja claro que el uso de heparina no es necesario que siempre es algo que nos hace entrar en conflicto. Espero más artículosutiles como este. Gracias.
Paola.2019 March 7Reply
Buenisima esta información. Desde ya agradecida .Saludos
Gloria Ortiz Miluy2019 March 7
Qué bien, Paola, nos alegramos muchísimo de que sea útil, ese es el objetivo! un saludo
GruMAV2019 March 7Reply
Muchas gracias, María Jesús. Habrá más entradas útiles como esta, puedes estar segura! un saludo.
Maria Luisa2019 March 4Reply
Excelente artículo digno de destacar ! Sigamos promoviendo educación continua en todas las áreas!
Gloria Ortiz Miluy2019 March 7Reply
Muchas gracias, María Luisa, educación ante todo y para todos!! un abrazo
Sue2019 March 9
Hola. Me podrían explicar el punto cuatro y cinco!
GruMAV2019 March 9
Hola Sue, el punto 4 (correcta salida del catéter) se refiere a que el catéter debe tener un exit-site correcto anatómicamente, es decir, que esté en una zona en la que no sufra de acotamientos (como puede ser la flexora del codo) que puedan dar problemas de obstrucción mecánica. El punto 5 (correcta posición de la punta del catéter) tiene que ver con el lugar donde reside la punta del catéter central, o sea, lo ideal sería en tercio inferior de vena cava superior, en región cavo-auricular. Esta posición es la recomendada para que el catéter funcione de manera óptima. Una punta en posición de vena cava media o alta puede dar problemas de malfuncionamiento así como también puede suceder si la punta se halla demasiado progresado en la aurícula. Esperamos haber resuelto tu duda. Un saludo!
Sue2019 March 9Reply
Es igual en catéteres centrales? Es decir, preferible no heparinizar.
GruMAV2019 March 9Reply
Si, Sue, esta información es igual para todos los catéteres centrales no utilizados para hemodiálisis/aféresis. Gracias por participar, un saludo.
Sue Gonzalez2019 March 10Reply
Gracias
Marta2019 April 10Reply
Hola, me parece muy interesante el debate, pero cómo convencer al resto de compañeros que no es necesario heparinizar el catéter epicutáneo en el neonato? Algún artículo que pueda iustrarlo? Por otro lado, que experiencia tenéis con los Port-a-cath y los Hickman en pediatría, también sin heparina?? Gracias
GruMAV2019 April 19Reply
Gracias por participar, compi. Es cierto que es difícil cambiar hábitos pero tenemos que basar nuestra práctica en la evidencia y la evidencia nos dice lo comentado en el blog. ¿Bibliografía? Pues toda la que encuentras adjunta con el documento, la que tenemos disponible en nuestra biblioteca y todas las guías internacionales de 2016 en adelante. Los Port y los Hickman siguen la misma línea del resto de catéteres venosos: buen y eficaz lavado, sellado con heparina sin eficacia probada.
Paxarina Astur2019 April 22Reply
Muy interesante, pues en mi unidad están empeñados en tener un suero para mantener la vía venida cuando se usa un catéter de vía central. Vosotros salinizais todos los PIC, incluidos los de subclavia?
GruMAV2019 April 22Reply
Gracias por participar Paxarina. El suero se usa para salinizar cualquier via central siempre que se lava con la técnica stop and go que es la recomendada para garantizar un buen flush de las paredes internas del catéter. El suero continuo para mantener la permeabilidad de un PICC no tiene ninguna evidencia científica de eficacia. Un saludo.

Deja un comentario

Tu carrito